La espectacular colección de Luis Delgado


Del 4 al 14 de julio, el Teatro Góngora acogerá la exposición Cuerdas insólitas: una mirada a los cordófonos del mundo, una espectacular muestra de instrumentos, pertenecientes todos al maestro Luis Delgado. El Festival de la Guitarra de Córdoba siempre organiza una serie de actividades paralelas que van más allá de los conciertos o la formación. Este año, la gran exposición del músico de Urueña, localidad vallisoletana donde tiene un espectacular museo, será una de las principales atracciones.

Os dejamos ahora un profundo análisis para que podáis entender qué encontraréis en tan espectacular exposición:

TANBUR

Turquia  – 1988

Bajo este término se enmarcan diferentes instrumentos de otras tantas zonas, como Irán, Irak, Kurdistán, etc. El ejemplar que nos ocupa también es conocido como Tanbur Kebir Turkí. Se trata de un cordófono pulsado de tres órdenes, dos de ellos dobles y uno triple. Llama la atención la longitud del mástil, más grande de lo habitual en este tipo de cordófonos. El trasteado del instrumento, que cuenta con cuartos de tono, se realizaba originalmente con cuerdas de tripa, aunque en la actualidad se utiliza más el nailon. Es probable que en su origen la caja del Tanbur fuera de una sola pieza de madera excavada, presumiblemente cerrada por una piel que hiciera las veces de tabla armónica. Se puede deducir esto del sistema actual de construcción de dicha tabla, que a pesar de ser de madera, carece por completo de barras armónicas. Debido a ello, y de forma prevista por el constructor, la tapa se abomba exageradamente hacia adentro al recibir la presión de las cuerdas sobre el puente. Habitualmente se toca con una púa muy gruesa, fabricada en hueso, y de forma excepcional se toca con arco, colocándose verticalmente sobre una pierna.

CUMBUÇ

Turquía – 1991

Este cordófono de seis órdenes dobles, tiene una historia tan reciente como interesante. Hemos de remontarnos a 1927, fecha en la que se funda la República Turca, bajo la presidencia de Mustafa Kemal Atatürk. El nuevo gobernante simpatizaba con las ideas de modernidad y quería transmitírselas a su recién estrenado estado. Así llegó a sus manos el invento de un comerciante de instrumentos y luthier de origen macedonio establecido familiarmente en Izmir. Dice la historia que Zeynel Abidin Cumbus, el hijo más joven de la casa, había luchado por Turquía en la cruenta batalla de Canakkali (1915), regresando de ella decidido a abandonar la tradición familiar de fabricar armas, para dedicarse a construir instrumentos de música, que sembraran la felicidad en lugar del dolor. Todo esto tenía a sus espaldas el joven Zeynel cuando en 1930 presentó su flamante nuevo instrumento ante el Presidente Atatürk. Lo había patentado como “Laúd Metálico Automático”, en alusión a su clavijero, muy poco frecuente en la Turquía de aquellos años. Atatürk, fascinado con su sonido, brillante y limpio, le sugirió que lo bautizase con el apellido de la familia “Cumbus”, que en turco significa “Alegre”. Así ha pasado a la historia este cordófono que comparte su origen con el laúd oriental, por su afinación y encordadura, y con el Banjo por su sistema organológico.

                       

OUD ORIENTAL

Constructor: Gamil Georgui. El Cairo  – 1984

Si bien el oud (madera en árabe) no es para nada un instrumento insólito, si lo son algunas de las leyendas en las que se describe su origen. Según recoge el sabio al-Farabi, que vivió entre los siglos IX y X, Lamec, nieto de Adán en su sexta generación, vio como fallecía uno de sus hijos, quizás Jubal, al que se le adjudica la creación de la música. No sabiendo que hacer con el cuerpo, y desconcertado por el dolor, lo colgó de las ramas de un árbol. Meses después, la labor de las aves y del sol, había blanqueado su esqueleto. El tórax de éste, con la cavidad de sus costillas, resonaba al paso del viento. Lamec lo consideró una señal, y creó el primer Oud a imitación del cuerpo de su hijo.

Ateniéndonos a la documentación histórica, la representación más antigua de un instrumento de la familia del oud se encuentra en un sello cilíndrico, procedente de Mesopotamía que, con 5000 años de antigüedad, se conserva en el British Museum.

VIOLA BEIROA

Constructor: Domingos Martins Machado. Portugal 1988

Son cinco las violas tradicionales de Portugal: Amarantina, Toeira, Campaniça, Braguesa, y Beiroa. También existen dos más en las Azores, la Viola da Terra y la Viola da Terceira, y aún una más en Madeira llamada Viola de Arame. Para completar el panorama de los cordófonos más habituales portugueses, a éstas hay que añadir los diferentes cavaquinhos, y las guitarras portuguesas o de fado. De todas ellas, la que nos ocupa es la viola beiroa. Encordada con metal, sus 6 órdenes dobles combinan cuerdas al unísono (las tres primeras y la sexta), con cuerdas octavadas (cuarta y quinta), destacando un orden más corto, denominado requinto, que nace en la unión del aro con el mástil y se extiende sobre la tapa armónica, sin trastes, ya que se toca siempre al aire. De todas las violas portuguesas es la más rústica, pero la que presenta mayor profusión de ornamento. El origen de la viola beiroa se sitúa en la región de Castelo Branco, y llama la atención su acentuada escotadura, así como lo reducido del tamaño de su boca. En Brasil existe una viola angrense (Angra dos Reis) cuyas características muestran claramente su ancestro en la beiroa. Especialmente la sexta cuerda, más corta que el resto, y que en la angrense recibe el nombre de periquito o benjamín. Normalmente la viola beiroa da solamente dos acordes para acompañar al canto, y son instrumentos rasgueados que por lo general suenan junto a las ginebras o hueseras.

VIOLA BRAGUESA.

Constructor: Domingos Martins Machado. Portugal – 1988

Cada una de las violas portuguesas presenta características distintas en cuanto a la forma, el tamaño, el número de cuerdas, afinaciones, ornamentaciones, dimensiones, etc. La  Viola Braguesa, típica de la Región Minhota, presenta 5 órdenes dobles: los dos primeros afinados al unísono y los tres graves en octavas. El clavijero suele ser de clavijas de madera, pero también se construyen instrumentos como el que se exhibe, con el clásico clavijero portugués llamado de “leque” (abanico). Este se basa en una serie de tornillos por los que corre un pasador al que va fijada la cuerda. Se manejan longitudinalmente y son de una enorme precisión, necesaria para afinar las delicadas cuerdas metálicas.

GUITARRA DE FADO

Portugal –  Finales del siglo XIX.

El instrumento que nos ocupa se conoce en Portugal como Guitarra Portuguesa, y fuera de sus fronteras se la denomina también Guitarra de Fado. Desde el siglo XVI se llama cítara en España y Portugal, cetra en Italia, cittern en las Islas Británicas, cistre en Alemania, etc. A partir del siglo XVII esta cítara desarrolla características propias en cada país, que afectan, entre otras cosas, a su número de cuerdas, afinación, dimensiones, etc. El siglo XVIII representa para la cítara un período de decadencia y olvido en toda Europa, excepto en Portugal donde, salvándose de desaparecer, pasa a ser un instrumento usado por los músicos populares, especialmente en los círculos suburbiales de los núcleos urbanos. En los inicios del siglo XIX comienza su asociación con el Fado, asegurándose así su supervivencia, y convirtiendo a Portugal en el único país Europeo en donde se ha conservado activamente. También en el siglo XIX se comienza a denominar “guitarra” en lugar de “cítara”. La afinación del instrumento lo convierte en singular, ya que ningún otro de esta familia presenta nada parecido. Sus seis órdenes dobles son, de agudo a grave: Si – La – Mi – Si – La – Re. Las dos primas al unísono y las otras cuatro octavadas. La ligera curvatura del diapasón facilita el vibrato típico del fraseo en el Fado.

El ejemplar que se exhibe está restaurado primeramente por el constructor Joào Pedro Gràcio Junior en Lisboa, y con posterioridad por Carlos Paniagua.

BULBUL TARANG ACÚSTICO

India – 1930

BULBUL TARANG ELÉCTRICO

India – 1989

Son varios los instrumentos que conforman la familia de las que podríamos denominar Cítaras de Teclado: El taishogoto japonés, la Akkordolia alemana, el Benjú pakistaní y el kottafoshi de las Islas Maldivas. Todas ellas funcionan de forma similar:  las cuerdas se pulsan con los dedos de la mano derecha o con una púa, mientras que la izquierda actúa sobre un teclado mecánico muy sencilla, ya que la propia tecla incide directamente sobre las cuerdas, alterando la longitud de estas. Generalmente son dos las cuerdas  afinadas al unísono, aunque en los modelos grandes y eléctricos pueden ir octavadas. Un juego de cuerdas con afinación fija sirven de pedal de acompañamiento.

En la India recibe el nombre de Bulbul Tarang (Olas de Ruiseñores), y tiene su origen en el citado Taishogoto japonés, cuya denominación hace referencia al periodo Taisho (1912-1926) a cuyos principios  fue creado y patentado por Morita Goro en Nagoya.

DAN BAU

China – 2002

El Dan Bau es un instrumento único en su género, tanto por su construcción como por su técnica de ejecución. Se trata de un monocordio del que se obtienen solamente armónicos naturales. En su estructura no existe diapasón sobre el que presionar la cuerda para variar con ello su longitud, por lo que el intérprete coloca el canto de la mano derecha en aquellos lugares donde residen los armónicos naturales, a la par que con la misma mano sujeta un largo plectro con el que pulsa la cuerda. Los extremos de ésta están sujetos a dos puentes. Uno de ellos es fijo, pero el otro, que es móvil, consiste en una vara flexible de asta de búfalo. La mano izquierda maneja dicha vara, tensando y destensando la cuerda en cada nota. Aunque el instrumento pudiera parecer limitado, en realidad goza de las mismas posibilidades que cualquier otro cordófono, y la habilidad de un buen intérprete resulta inverosímil a los ojos del espectador. El Dan Bau se ha desarrollado de forma notable en los últimos años, puesto que originalmente era un instrumento que emitía muy poco sonido, y la aparición de los micrófonos de contacto ha permitido que se convierta en un instrumento de concierto. La caja de resonancia del Dan Bau tradicional estaba construida sobre un grueso segmento de bambú, pero en la actualidad es una caja alargada de madera que incorpora un discreto botón de volumen que maneja el micrófono de contacto, y una clavija mecánica para la afinación inicial de la cuerda. Como la mayoría de los instrumentos vietnamitas, el Dan Bau cuenta con una profusa decoración.

                                                                      

SASANDO

Timor Oriental – 1970

Se trata de una de las llamadas cítaras tubulares, denominadas así por la forma de su caja. Alrededor de ella se tensan generalmente 22 cuerdas. Éstas se fabricaban originalmente con la tripa de un animal llamado civeta o gato de algalia, aunque modernamente se utiliza el metal. El cilindro sobre el que se sitúan las cuerdas está alojado en una cavidad semiesférica confeccionada con hojas de palma, que se pliegan de un modo similar al de un abanico, facilitando así el transporte del instrumento cuya fragilidad es extrema. Procede de la isla de Timor (Timor Oriental e Indonesia), donde también se le conoce como Sasanug. Pertenece a la misma familia que el Guntang de Indonesia, el Kerengtún de Malasia o la lejana Valiha de Madagascar. A diferencia de éstas otras, que se tocan con ambas manos, en el sasando el intérprete se sienta en el suelo, sujetando con la mano izquierda el instrumento frente a sí. La mano derecha se dedica a la pulsación de las cuerdas, que se realiza directamente con las uñas. La forma tubular de estos instrumentos se debe a que en sus orígenes estaban fabricados a partir de una pieza de bambú, en la que, por medio de estrechas incisiones longitudinales, se separaban tiras de la propia caña que permanecían unidas por sus extremos al cuerpo del instrumento, y hacían las veces de cuerdas. Así se hace también en instrumentos como el Mvet de Camerún.

LITUNGU

Kenya – 1992

Utilizado tradicionalmente por la etnia Luhya,  el Litugu pertenece a la familia de los cordófonos pulsados sin mástil. Desde el punto de vista europeo, a veces se le relaciona con las arpas y otras con las liras. El ejemplar que se exhibe presenta 8 cuerdas, pero el número más habitual es de 7. El puente, fijado a la tapa armónica de piel con una masa viscosa de derivados vegetales, está construido con una pequeña batería de finas cañas, que diversifican el punto de apoyo de las cuerdas, dotando así al instrumento de unas resonancias añadidas, en la misma línea organológica que el puente “Tar Jawari” del sitar Indio. El sistema de afinación del Litungu es muy simple. Las cuerdas van atadas a unas abrazaderas de cuero trenzado, que rodean el travesaño superior. El giro de estas abrazaderas, ayudado por la propia tensión de las cuerdas mantiene a éstas en la afinación deseada.

 

CORA

Senegal – 1996

Se trata de un cordófono pulsado, muy extendido en el Africa Occidental: Mali, Guinéa, Guinéa Bissau, Senegal, Burkina Fasso, Gambia, etc. Su ámbito natural lo sitúa en las manos de los “Jali”, es decir, los bardos o griots que atesoran la música, la historia y las tradiciones de cada pueblo, transmitiéndolas en forma de canciones y recitados, y acompañándose con la Cora. El instrumento clásico consta de 21 cuerdas, 11 manejadas por la mano izquierda y 10 por la derecha. A ambos lados del largo mástil observamos dos  soportes  que sirven al intérprete para asir el instrumento con los dedos corazón, anular y meñique de cada mano, dejando el índice y el pulgar libres para pulsar las cuerdas. Si bien el instrumento vive dentro de la tradición oral y sus melodías se transmiten de esta forma, a finales de la década de 1970, el hermano Dominico Catta creo la llamada notacion Keur Mussa, llamada así en referencia al Monasterio  Keur Mussa de Senegal al que pertenecía el monje, y que es la que se utiliza en la actualidad.

TAUS

India – 1966

El término “Taus”  es la denominación que recibe el “Pavo Real” en persa, por lo que su uso en este instrumento no puede ser más evidente. Es muy frecuente su uso en el Centro y Norte de la India, especialmente en el Punjab. La ornamentación de los instrumentos con motivos animales es habitual en la India, especialmente las aves, no ya por sus aspectos simbólicos, si no por sus connotaciones musicales. Existen diversos modelos de Taus en diferentes regiones, varíando en tamaño y número de cuerdas. Se atribuye su creación a Sri Guru Hargobind Ji, el sexto de los Gurús Sikhs, en el siglo XVII.  Normalmente el Taus  se tocan con arco, presentando un mástil con trastes y cuerdas simpáticas, pero hay ejemplares, como el que exhibimos, que no incorporan trastes, y se tocan con una bola de mármol u otro objeto pulido, deslizándolo longitudinalmente por las cuerdas con la mano izquierda, al modo del “Steel Guitar” o “Dobro”, mientras la derecha las pulsa.

PIPA

China – 1987

Este cordófono aparece citado por primera vez en unos textos chinos datados en el sigo II a.C. Las dos sílabas de su nombre hacen referencia a los dos movimientos que la mano derecha realiza para generar el trémolo, enérgico, rápido y preciso, típico del instrumento. Su popularidad creció durante la dinastía Tang , entre los siglos VII y X, manteniéndose como instrumento solista y como parte de la orquesta cortesana. Durante una fase de su existencia se utilizaba la púa en su ejecución, pero con el tiempo volvería a la técnica habitual de dedos, a veces armados de uñas postizas. Uno de los familiares cercanos de la Pipa es la Biwa japonesa, que sí utiliza una enorme púa de marfil o bambú llamada Bachi, también empleada para tocar el Samishen. La tapa posterior de la Pipa es ligeramente abombada. Primos

GUITARRÓN CHILENO

Chile – 1998

El Guitarrón Chileno es un cordófono que posee 25 cuerdas, agrupadas en cinco órdenes quíntuples y séxtuples a lo largo del mástil, presentando además cuatro cuerdas simples fuera de él, llamadas “diablitos”. Este instrumento pertenece claramente a la familia de la guitarra, aunque su evolución exclusiva en Chile, le ha convertido en un ejemplo único dentro de dicha familia, debido a su gran número de cuerdas. El “tiro” del instrumento, es decir, la distancia entre ambos puentes, oscila entre 46 y 64 centímetros. El puente inferior necesita de una fijación muy potente para aguantar la enorme presión de las cuerdas metálicas, y por lo general suele estar ornamentado con unos adornos denominados “puñales”. Carlos Lavín en su libro “El Rabel y los instrumentos chilenos” menciona a este guitarrón como “uno de los más originales del Nuevo Mundo” y como “una honrosa representación en América de la proliferación europea de instrumentos de cuerda de la Baja Edad Media y el Renacimiento”. La historia del guitarrón Chileno está ligada a la de los Payadores y sus llamados “Canto a lo Poeta”, “Canto a lo Divino”, “Canto de Velorio”, etc., en la Provincia Cordillera, y principalmente en la comuna de Pirque. El ejemplar que nos ocupa esta construido bajo la supervisión del payador Santos Rubio Morales.

REFORMED RITTER GUITARE

Alemania – Finales del siglo XIX

El instrumento que nos ocupa podría pertenecer a la familia de las cítaras, pero habida cuenta de que su creador lo bautizó como “Reformed Ritter´s Guitar”, podemos deducir que tenía un cierto interés en acercarlo más a la familia de la guitarra. Lo cierto es que no disponemos de información sobre su datación ni sobre su inventor, pero como muchos de los inventos del XIX, su principio de utilidad es coherente y su constructor consiguió su objetivo. Se trataba de poder hacer el mayor numero de acordes con no mucha dificultad técnica. Así el señor Ritter incorpora seis acordes iniciales que se ven alterados merced a un firme sistema de palancas de fácil uso. En cuanto a su creador, desconocemos la existencia de referencias claras al respecto, pero a principios del siglo XX, aparece en Alemania el nombre de un guitarrista llamado Hans Ritter, relacionado con grupos que, como el “Münchner Kammertrio” y el “Munich Guitar Quartet”, utilizan instrumentos de la familia de las guitarras-arpa. No es, por lo tanto, descabellado pensar en la relación existente entre este Hans Ritter y la “Reformed Ritter´s Guitar”.

LAÚD STÖSSEL

Alemania – 1920

Hacia 1914, Georg Stössel, un luthier de reconocido prestigio en Colonia ideaba un instrumento que, según sus propias palabras, reuniría todas las posibilidades armónicas, planteando un manejo sencillo y un coste accesible a cualquier clase social. Así nació el “Stössel Lute”. Su diseño estaba a medio camino entre las “zither” de mesa, típicas de Bavaria y Austría, y los cordófonos de mástil, similares al laúd. Georg Stössel pensó que si a un juego de 7 de cuerdas se le dotaba de un pequeño número de trastes, sería útil para la creación de cualquier acorde. No habría, para ello, necesidad de cambiar la posición de las manos, con lo que su ejecución sería muy sencilla. El manejo de la mano izquierda se realizaría accediendo verticalmente a los trastes desde la zona superior del mástil, a diferencia de la posición perpendicular, clásica en otros instrumentos. La trayectoria comercial del instrumento sufrió toda clase de vicisitudes, logrando una cierta popularidad entre 1920 y 1930. Posteriormente estos instrumentos caerían en desuso. Aunque el ingeniero Kurt Schiffler, colaborador de Stössel, fundó la empresa “Dusyma Facility” en Stuttgart-Ostheim, sistematizando la fabricación de algunos modelos del instrumento, y el hijo de Stössel retomó el proyecto en los años treinta, el gobierno Nazi nunca vio con buenos ojos la utilización de ellos, prohibiendo de forma específica su inclusión en cualquier actividad musical o didáctica mediante un edicto publicado el 1 de noviembre de 1937. El laúd Stössel finalmente acabaría sus días, junto a los de su creador, el 26 de Junio de 1943 en su taller de Moltke Strasse, durante uno de los masivos bombardeos de la ciudad de Colonia.

LAGHOUTO

Grecia – 1999

Este instrumento procede de Grecia, en donde es también conocido como laouto o lavouto. Habitualmente juega un papel de acompañamiento rítmico con acordes. De la importancia de este papel nos habla Fivos Anoyanakis en su “Greek Popular Musical Instruments”, donde anota que el nombre con el que se le conocía antiguamente era el de Tiflosoúrtis (guía del ciego). Esto alude específicamente a los momentos en los que los instrumentos solistas se extraviaban en improvisaciones y florituras, y el laghouto era la guía que siempre indicaba fielmente el ritmo y el acorde. Solamente en la tradición de Creta el laghouto juega un papel melódico, realizando una heterofonía junto a la lyra. A veces este instrumento se ve sustituido en las agrupaciones musicales por un laghoutokithára, que es un laghouto con la caja en forma de guitarra. Se toca con una púa (pénna) hecha de pluma de halcón, águila o buitre. El laghouto está claramente emparentado con la familia de los laúdes mediterráneos, de los cuales existen diferentes clases. En su caso encontramos trastes móviles sobre el diapasón, hechos de tripa o más modernamente de nailon, y una serie de trastes fijos de madera, sobre la tapa armónica. Es notable la ornamentación del instrumento, que presenta primorosos motivos vegetales incrustados en diferentes materiales en la casi totalidad de su superficie. El desarrollo del laghouto se remonta, al menos, al siglo XVI, como lo demuestra un fresco del Monasterio de Varlaam en Grecia, donde se representa claramente un laghouto de características idénticas al actual, con los trastes sobre la superficie de la tapa armónica, el número de ocho cuerdas organizado en cuatro órdenes dobles, la ejecución con una pluma en idéntica postura a la actual, etc.

MANDOLINNETTE ZITHER

USA  – 1885

Además de la casi inabarcable variedad de cítaras tradicionales existentes en los países centroeuropeos, los finales del siglo XIX vieron como proliferaban todo tipo de patentes e innovaciones alrededor de este tipo de cordófonos pulsados. Con la regulación de los horarios laborales, surge, principalmente en los núcleos urbanos, un tiempo de ocio que necesita ser ocupado con distracciones lúdicas. Así surgen diferentes instrumentos de fácil manejo que permiten, a casi cualquier persona disfrutar de la interpretación musical. De esta forma nace esta Mandolinette del fabricante Carl Fischer, que funda su empresa en 1875, y que bautiza a este instrumento también como “Fídola”. Las órdenes de cuerdas dobles se manejan a través de un pequeño teclado de botones, cuyas palancas van equipadas con un juego de muelles que facilitan el rebote sobre las cuerdas, provocando un trémolo que justifica el nombre de Mandolinette. La mano izquierda se encargará de de pulsar los acordes previamente preparados.

 

VIOLÍN ZITHER

Alemania – ca.1925

A mitad de la década de 1920, el fabricante Clemens Neuber, establecido en la localidad alemana de Kligenthal, patenta y lanza al mercado un cordófono que bautiza como Violín Zither. Aparentemente, nada tiene que ver este instrumento con un violín, pero por extraño que parezca, las cuerdas de la derecha se tocan con un arco, mientras que la izquierda maneja los acordes. Otros fabricantes, como Max Lausmann, comercializarían también estos Violín Zither, bajo la patente de Neuber. Este instrumento se desarrollaría a la par que el Psalterio de Arco, que desde su creación en 1925 por Walter Mittman, sigue aún en uso, paradojicamente, entre algunos grupos de Música Medieval.

                                              

AUTOHARPA                                    

EEUU – 1966

Se trata de una cítara que incorpora un sistema de barras apagadoras, manejado por un teclado, mediante el cual el intérprete anula aquellas cuerdas que no pertenecen al acorde escogido. Los primeros experimentos sobre este mecanismo los realizó Charles F. Zimmermann in 1882, pero el término “Autoharpa” fue registrado por la compañía de Oscar Schmidt en 1926. El instrumento cobró cierta importancia a mediados del siglo XX entre los intérpretes de Música Country, como June Carter, y en España, el folklorista Joaquín Díaz también incluyó el autoharpa en algunas de sus primeras grabaciones.

SGRA SNYAN

Tíbet – 1998

Se trata de un instrumento procedente del Tíbet. Su cuerpo está excavado en una sola pieza de madera, que incluye una preciosa talla en el clavijero con forma de media luna. También presenta a veces un dragón u otro animal mitológico, y más frecuentemente una cabeza de caballo, a la manera del Morin-Khuur de Mongolia, como es el caso del ejemplar que nos ocupa. El mástil del instrumento se halla hueco en su parte inferior, ayudando así a la resonancia del mismo. El Sgra–Snyan tiene un pequeño parche de piel en la parte más ancha de la caja, sobre el que apoya un puente de madera que amplifica el sonido de las cuerdas. La púa, también tallada en madera, es de escasas dimensiones, y se suele llevar unida al mencionado puente por medio de un cordón. Su nombre significa sonido armonioso y quizás ello se deba a que su número de cuerdas llega a ser de seis, organizadas en tres órdenes dobles, lo que no es muy frecuente en este tipo de cordófonos asiáticos. Otros nombres del mismo instrumento son Danyen, Damyen, Danyan, etc., y es habitual encontrarlo también en Nepal. El Budismo Tibetano excluye prácticamente a los cordófonos, por lo que es excepcional la presencia de este instrumento, aunque sea en la tradición de la música laica.

BAGLAMÁS

Gracia – 1998

El Baglamás  griego es uno de los cordófonos más pequeños que existen. Aunque en el medio rural se fabrica también a partir de pequeñas calabazas, o con el sistema conocido por “duelas”, su caja de resonancia es generalmente tallada, ahuecando un trozo de madera sólida y manteniendo el mástil en la misma pieza, como si de una cuchara se tratase. Posee tres órdenes de cuerdas dobles, de las cuales, los dos pares más agudos se afinan al unísono y el par más grave a la octava. El sonido agudo vibrante del Baglamás es característico en la música Rebética de El Pireo. Debido a esta asociación a un género en ocasiones subversivo, el Baglamás ha sido perseguido por las fuerzas del órden público durante determinados periodos del siglo XX. La policía solía irrumpir en las salas donde se interpretaba el Rebético, procediendo a destrozar los instrumentos.

KASHGAR RABAB UZBECO

Uzbekistán – 2003

Durante el periodo de dominación soviética muchos cordófonos autóctonos fueron occidentalizados, añadiéndoles trastes fijos y clavijeros mecánicos. Es el caso del Kashgar Rabab, intimamente relacionado con el Rabab de la etnia Uyghur de la Región Autónoma de Xingjian, en China. La versión actual uzbeca incorpora cuatro cuerdas sencillas. Antiguamente, la piel que actúa como tapa armónica, procedía de una cabeza de equino, pero en la actualidad, los instrumentos de Uzbekistán la llevan de piel de pescado o de cordero.

SANG LISÚ

Tailandia – 1998

Se trata de un cordófono emparentado con el Sang Tailandes y con el Sanxien Chino. Es utilizado por los Lisú, una de las reducidas etnias de las montañas del norte de Tailandia. Enllos lo conocen como tsubu, pero en la tribu Akha se denomina  Deuham, y los  Lahu le llaman Sae-mu. El nombre Sang Lisú corresponde al centralismo normalizador, significando Sang de los Lisí en la lengua oficial tailandesa. El cuerpo del instrumento está excavado en una sóla pieza, y la tapa armónica que presenta es de piel de lagarto monitor, o de serpiente pitón. Como detalle curioso cabe anotar que la púa, realizada en la misma madera que el instrumento, al igual que el Sgra Snyan del Tibet, va atada con un hilo textil al puente del instrumento.

CUERDAS INSÓLITAS: UNA MIRADA A LOS CORDÓFONOS DEL MUNDO

Exposición de instrumentos de LUIS DELGADO

Lugar: Teatro Góngora, del 4 al 14 de Julio

Inauguración: 4 de julio, a las 11:30 horas

Visitas: Lunes a viernes, de 10 a 14 horas

Conoce todas las actividades paralelas del Festival: pincha aquí

Y aquí te contamos cómo será el concierto de Luis Delgado con los músicos de Urueña

Este año, Córdoba contará con una parte de este espectacular museo

Anuncios

2 responses to “La espectacular colección de Luis Delgado”

  1. alfonso torres says :

    Me he quedado pasmado con la coleccion de instrumentos. Yo tengo una guitarradecorada por mi, soy medico pero mis aficiones son la informatica y sobre todo la marqueteria. La tengo en venta porque yo nunca aprendi a tocar la guitarra aunque lo intente. La podeis ver en esta direccion y en la pagina web abajo indicada

    http://guitarra.artepulsado.com/foros/showthread.php?19808-Guitarra-clasica-decorada-en-marqueter%EDa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: